Lejos, lejos en el tiempo: los Iapigios

Comenzamos nuestro viaje a través del tiempo para descubrir a los Iapigios y el amanecer de la civilización mesápica. Todo comienza con el ocaso de los reinos micénicos, una época envuelta en la leyenda e inmortalizada en las épicas narraciones de Homero, cuyo canto atraviesa los siglos, resonando en las páginas de la Ilíada y la Odisea.
En los inicios del primer milenio a.C., en Apulia surgía la civilización iapigia. Imagina pequeños pueblos, cada uno un microcosmos de vida organizado por clanes y tribus. Estas comunidades, compuestas por cazadores, artesanos, agricultores y pastores, construían cabañas cubiertas de fibras vegetales y forjaban con habilidad armas, utensilios de metal y vasijas de cerámica. Incluso el primer pueblo iapigio de Muro Tenente (compuesto por unos doscientos habitantes), surgido al final de la Edad del Hierro (finales del siglo VIII a.C.), debía presentarse como una serie de grupos de cabañas distribuidas sobre un pequeño relieve natural (de unos 10 hectáreas), situado en el centro del actual sitio arqueológico. Las cabañas, de planta ovalada, estaban compuestas por un muro de piedras secas y un techo de cañas y ramas sostenido por postes de madera.
En el centro de la cabaña, sobre un suelo de tierra compactada, generalmente había un hogar, mientras que en el exterior se encontraban los espacios destinados a la producción artesanal doméstica (pequeñas hornillas rudimentarias), la transformación de productos agrícolas (molinos) y la cría doméstica de animales (corrales). Desafortunadamente, debido a la continuidad de vida del asentamiento, de la Muro Tenente de la Edad del Hierro se han conservado solo algunos tramos del muro perimetral que protegía al pueblo.


© 2023 Muro Tenente Parco Archeologico
All rights reserved

Impact Cooperativa Sociale
via Annibale De Leo, 5 - San Vito dei Normanni (BR)
p. iva 02425050743